¡Hola Mundo!

En el  camino, pocos hechos son los   predecibles, y muchos, en su gran mayoría,  quedan  sujetos  al más  extraño azar.

Anuncios